Sum-up of the Coworking Spain Conference and steps to follow

Con vistas a seguir avanzando en el objetivo de crear lo que sería el primer espacio de coworking en Ceuta, esta vez escribo en castellano directamente desde mi blog personal. Este espacio llamado LinkingPositive (que se traduciría algo así como enlazando en positivo) lo creé en 2012 cuando empecé a entusiasmarme ante el potencial que podría suponer la colaboración y las sinergias unidas al buen uso de la tecnología para cambiar el mundo.

Hace ya un mes que asistí a la quinta edición de la Coworking Spain Conference celebrada en Barcelona, probablemente el evento de coworking más importante de España. Volví con las pilas cargadas y energías reforzadas, convencido de que un proyecto tan diferente y peculiar puede (y debería) encajar en una pequeña ciudad con tantos retos que afrontar como es Ceuta. De hecho, ya existen espacios de coworking en pueblos y ciudades mucho más pequeñas donde están funcionando muy bien.

 

Detalles de la Coworking Spain Conference

El evento tuvo lugar en el Crec, uno de los espacios de coworking más conocidos de Barcelona. Lo primero que sorprende nada más llegar es la cercanía de la gente, tanto de los organizadores como de los otros asistentes. La única formalidad es que en el registro te dan un pase con tu nombre y el programa de los 2 días de conferencia. El número de asistentes tampoco era demasiado elevado y eso en mi caso ayuda a sentirme más a gusto.

Ambos días transcurrieron de forma muy distendida y el programa incluía muchísimas conferencias interesantes. Como caso de éxito en una ciudad pequeña destacaría la charla de Ángel Taladriz de Espacio Convento explicando cómo en menos de 2 años han conseguido aprovechar un enorme espacio en desuso e impulsar una cultura de diseño en una ciudad como Badajoz, donde parecía algo impensable.

Escuchamos historias curiosas de pioneros que en sus inicios se instalaron en garajes o espacios abandonados con la idea de trabajar rodeado de sus amigos, y poder disfrutar mientras trabajan. Por aquel entonces no sabían muy bien cómo explicar el concepto del espacio y fue más tarde cuando descubrieron que todo eso tenía un nombre – coworking.

La conferencia de Makers también resultó muy inspiradora. El movimiento Maker consiste simplemente en inventar y crear cosas, a menudo trabajando en equipo. Realmente se asemeja mucho al oficio de la artesanía o incluso a la cocina, aunque potenciado por el conocimiento abierto, la fabricación digital y lo que se conoce como el internet de las cosas. Es una actividad que suele partir como hobby, quizás despertando inquietudes y curiosidades innatas que todos tenemos desde niños. Luis Arrieta de FabLab Coworking nos habló de cómo con recursos reducidos han conseguido juntar muchos “makers” para acabar fabricando inventos realmente innovadores. A veces, incluso facilitando que algunos hobbies pasen a ser proyectos profesionales con buenas perspectivas de futuro.

JaimeArandaCwSC

Foto: Jaime Aranda – Espacio workINcompany (Sevilla)

En cambio, las conferencias que más sirven para el propósito de crear un coworking fueron las que trataban experiencias de dificultades y fracasos. El hecho de que varios profesionales vengan y compartan estas historias personales se agradece muchísimo, primero porque no debe ser fácil exponer tus fracasos y sobre todo porque aportan muchas ideas de lo esencial a tener en cuenta a la hora de aventurarse en este emprendimiento. Al final va a ser verdad el dicho de que “se aprenden más de los errores y de los fracasos que de los éxitos”.

 

Lecciones aprendidas para montar un coworking

1. La Comunidad y las personas son lo primero

La clave es tener la comunidad antes de abrir el espacio. Muchos de los fracasos iniciales fueron por falta de personas e incluso por espacios completamente vacíos, lo que conlleva muchos quebraderos de cabeza y no sólo por la falta de ingresos. Todo tiene su lógica, si la principal ventaja de un espacio de coworking es un entorno colaborativo donde generar sinergias para crecer profesionalmente, ¿qué va a pensar alguien que entra y ve que el espacio está vacío?

El espacio físico de coworking es importante (metros cuadrados, facilidades, ubicación, etc), pero lo esencial son las personas. Han de haber lazos importantes que unan a la comunidad de coworkers y que contribuyan al bienestar de la comunidad para que la gente realmente quiera trabajar allí. Además, existe tanto la comunidad interna (coworkers que trabajan allí) como externa (personas que vienen de vez en cuando ya sea a trabajar puntualmente o a eventos).

2. Rentabilidad

Es importante que el espacio sea rentable, o al menos sostenible desde sus inicios. Se le ha de dedicar mucho esfuerzo aunque los gestores tengan otra fuente de ingresos. Siempre hay que hacer frente a gastos fijos (alquiler, facturas, etc), mantenimiento y ciertos imprevistos. Si el coworking no fuera rentable se haría difícil llegar a todos estos gastos, y por lo tanto no tendría sentido montar el espacio.

Para lograr este objetivo, diferentes espacios de coworking tienen diversas estrategias. Normalmente podrían haber hasta 3 tipos de fuentes de ingreso: el alquiler de puestos (normalmente suele ser la principal vía de ingresos), los eventos (cursos, encuentros, charlas, etc) y los patrocinadores. Habría que ver cómo plantear el espacio de coworking en función de estas posibles vías de ingresos.

3. Trabajar para personas

Me encantó cuando Marc Navarro, anfitrión del evento, empezó su charla hablando acerca del debate continuo de si el coworking es un movimiento o si es una industria – él lo definió como “una industria con alma” y así tituló su charla. Tiene todo el sentido del mundo porque el coworking realmente es un espacio hecho por personas para personas, que a la vez ha de ser rentable y competitivo. Además me he dado cuenta que cada coworking es único, porque lo que más cuentan son las personas que lo componen.

"El coworking es una industria con alma, son espacios hechos por personas para personas" 
- @marcnavarro

No siempre es fácil crear comunidad y por ello hay bastantes espacios que se autodenominan coworking cuando en realidad no están haciendo coworking. Se han de crear lazos emocionales entre los gestores, el espacio, la comunidad y la gente nueva que entra. Una forma de conseguir esto es aportar valor desde el momento que alguien nuevo entra a tu espacio. Hacer que la persona que entra se sienta cómoda, hablar con él/ella, invitarles a un café, ver cuáles son sus inquietudes y cómo podemos ayudarla a asentarse y a empezar con buen pie. Dicen que si tú les das más desde el inicio, ellos luego te dan más como coworkers y se amoldan mejor a la comunidad.

4. Delegar

Algunos de los conferenciantes montaron un espacio porque les encantaba el concepto, pero en cuanto crecieron descubrieron que les tiraba más la idea de ser coworker (disfrutando de la flexibilidad que ello supone) que gestores del espacio en sí. Una vez metidos en muchos papeleos, números, solucionando averías y gestionando pequeños detalles continuamente… dejaron de disfrutar de su trabajo y alguno incluso pensó en dejar el mundillo.

La solución posiblemente sea escuchar a los coworkers y delegar en otras personas, aunque a veces suponga perder algo de control. Una vez que exista confianza y sentimiento de pertenencia al espacio de ciertos coworkers, debería servir para que todos se sientan más cómodos y el espacio se llegue a usar de forma más autónoma. Si los ingresos encima permitieran contratar personas para que administren el espacio, se podría considerar también.

 

Siguientes pasos

La experiencia tan cercana y personal de la Coworking Spain Conference me ha permitido tener las ideas más claras, y además me confirma que al principio no hacen falta grandes inversiones para seguir avanzando. Como he mencionado anteriormente, la comunidad de personas es lo esencial y no hay mejor forma que planear encuentros informales para ir creando esos lazos de unión y de pertenencia. Porque sin ello nada de esto tendría sentido, ya que abrir con un espacio vacío traería problemas económicos, incoherencias y resultados pobres.

meetup

He decidido utilizar la plataforma Meetup para planear futuros encuentros. Se trata de una herramienta muy sencilla y exclusivamente para encuentros, que utilizan muchos otros emprendedores de todo el mundo. Te invito a registrarte, suscribirte al grupo Meetup, participar en el foro del grupo y hacer sugerencias. En el futuro iré avanzando detalles de futuros encuentros.

Abajo incluyo un vídeo resumen de la Coworking Spain Conference.

 

Did you enjoy this article?
Signup today and receive free updates straight in your inbox. We will never share or sell your email address.
Share this:
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 thoughts on “Sum-up of the Coworking Spain Conference and steps to follow

Leave a Comment